Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Youtube
Síguenos en Instagram
Síguenos en Skype

Menu Principal

Novedades

5 errores en una relación de pareja

5 errores en una relación de pareja

Las relaciones son bonitas pero en ocasiones, también complicadas. Estas se tornan complicadas normalmente por errores que suelen cometerse en el transcurso de la relación. 

Es normal que las relaciones pasen por momentos de dificultad, pero superarlos contribuye a crecer. A continuación te contamos cuáles son algunos de esos errores frecuentes en las relaciones de pareja para que aprendas a detectarlos.

1. Perder la individualidad

La gran paradoja del amor está en que las dos personas partícipes de una relación tienden a volverse uno, aunque deben seguir siendo dos.

En una relación de pareja es normal que aparezca la necesidad de encontrar una identidad compartida, para hacer más fuerte el vínculo y alejarse de los conflictos y las contradicciones. De hecho, es algo positivo porque efectivamente, los intereses, gustos y visiones en común contribuyen a unir.

Sin embargo, para lograr ese objetivo a veces se toman caminos equivocados. Uno de ellos es el de sacrificar la identidad individual para agradar al otro. Bien sea por el miedo a perder a la pareja o bien por la búsqueda de armonía, lo cierto es que esto no es sano porque ambas personas se traicionan a sí mismas.

2. Ocultar las debilidades

No hay posibilidad de que la relación de pareja crezca, si no se parte de una base de sinceridad. A veces, pensamos de manera equivocada que el otro solo será capaz de amarnos si nos percibe como alguien perfecto. Pero no es cierto.

 

3. Dejarse atrapar por la rutina

Otro de los errores frecuentes en las relaciones de pareja es permitir que la rutina comience a instalarse allí donde antes había grandes emociones. Sucede fácilmente sin que apenas los miembros de la pareja lo perciben. Las cosas empiezan a funcionar por inercia, transformando lo que apetecía hacer y se deseaba en lo que toca o se está acostumbrado.

4. Querer cambiar al otro

Esta es una de las actitudes que aparece en las fases más avanzadas de una relación. Un problema que tiene mucho más que ver con la inconformidad con uno mismo, que con un verdadero rechazo al otro. Quien está satisfecho con su vida y es responsable emocionalmente de lo que ocurre en ella, no trata de cambiar a los otros. De hecho, no depende de ellos para encontrar gratificación en su existencia.

 

5. Desarrollar comportamientos controladores

 

Se cometen muchos errores por cruzar la línea que separa un sano sentimiento de exclusividad, con uno de posesión egoísta. Es entonces cuando aparecen los comportamientos controladores, uno de los errores frecuentes en las relaciones de pareja.

El uno quiere que el otro actúe tal y como él lo desea. Si no es así, se siente amenazado o inicia un conflicto. En este caso, falla sobre todo el individuo y no la pareja. Es cada quien el que tiene que lidiar con sus inseguridades y no trasladarlas o proyectarlas en el otro.